En marcha el nuevo servicio municipal de limpieza y recogida de residuos, con mejoras y novedades que permitirán ir hacia una ciudad más sostenible

La campaña ‘Objetivo Sostenibilidad! ¡Hagamos el Clic!’ invita a hacer un cambio de mentalidad, fomentar el civismo y las conductas responsables y favorecer un cambio de hábitos

El Ayuntamiento de Granollers ha iniciado el despliegue del nuevo contrato de servicio municipal de recogida de residuos y limpieza viaria este mes de septiembre de 2022, con un nuevo modelo que permitirá ir hacia una ciudad más limpia y sostenible. Las mejoras y novedades del servicio, que se irán poniendo en marcha de forma progresiva, se han presentado este lunes 12 de septiembre en los jardines del Museo de Ciencias Naturales de Granollers, a cargo de la alcaldesa, Alba Barnusell, y la concejala de Servicios y Vía Pública, Andrea Canelo.

Como principales retos a alcanzar se plantea, por un lado, el mantenimiento y la mejora del estado de la limpieza de una ciudad como Granollers -que tiene un importante uso de la vía pública vinculado a su rol de centro comercial de referencia y capitalidad de comarca-, incidiendo especialmente en barrios, con sistemas que tienen en cuenta los distintos usos y morfologías de cada espacio y territorio. Por otra parte, se apuesta por el fomento de la recogida selectiva de residuos para incrementar su porcentaje y cumplir con los objetivos medioambientales fijados en los próximos años. Y siempre prestando un servicio que garantice las mínimas molestias por la ciudadanía, a la vez que se ajusten a criterios de sostenibilidad que velen por el medio ambiente en un momento, el actual, crítico y de emergencia climática.

Un nuevo salto de calidad en el servicio de limpieza

Con la implantación del nuevo contrato, se mejora la cobertura en un 16% y el reparto del servicio de limpieza viaria a lo largo del día y durante toda la semana, para ajustarla a las necesidades de la ciudad. De este modo, se incrementa la limpieza viaria en los turnos de tarde y noche, con un servicio ininterrumpido de 6 de la mañana a 10 de la noche, disponiendo, como hasta ahora, de un servicio nocturno de urgencias por primeras intervenciones hasta las 3 de la madrugada. Este horario se aplica de lunes a sábado, mientras que los domingos y festivos se establece un servicio de 6 a 12 h, y entre las 12 y las 22 h un servicio básico de mantenimiento y atención de incidencias.

Asimismo, se amplían las frecuencias en aquellas zonas con mayor uso por parte de la ciudadanía, así como también se refuerza el servicio de limpieza en los barrios, donde se harán actuaciones más intensivas los sábados, con más medios de los que se utilizarán durante el servicio diario asignado.

Los polígonos industriales, incluidas las zonas de ocio, y los aparcamientos de la ciudad también se verán reforzados, además de incorporar la mayoría de plazas blandas (de sablón) de la ciudad al servicio de limpieza viaria, que actualmente realiza el servicio de espacios verdes.

Los servicios con baldeo, es decir, la limpieza con agua garantizan una mejor saneamiento de las calles y plazas, se reordenarán según las necesidades de la época del año para optimizar el uso del agua (más en verano y menos en invierno); y también se redistribuirán, trasladándolos a los barrios y otros puntos con necesidades especiales. Se prevé poder cubrir este servicio con agua regenerada para hacer de ésta una limpieza más eficiente y sostenible.

El nuevo contrato incluye un servicio de emergencia, de apoyo en caso de inclemencias meteorológicas como nevadas, fuertes lluvias, vientos… o debido a accidentes de tráfico, incendios, derrames… que afecten a la vía pública.

De la misma forma, se ponen en marcha dos nuevos servicios como son los relativos al mobiliario urbano, con la limpieza y mantenimiento periódicos de los elementos mayoritariamente verticales (paneles, farolas, carteleras…) ubicados en la vía pública, así como otros elementos singulares de la ciudad como la torre de la plaza Maluquer y Salvador, las rampas mecánicas de la calle Carles Riba o el cristal de la Olla de la plaza de les Olles; así como el servicio de retirada de grafitos, pintadas y tachaduras que se realizarán con productos de limpieza respetuosos con el medio ambiente, aplicando sistemas anti-grafito a aquellos espacios que, por sus características y reincidencia, se considere necesario.

Para hacer frente a este despliegue de servicio, se incorporarán un total de 25 vehículos eléctricos nuevos a una flota que será más eficiente y respetuosa con el medio ambiente, y hará que la ciudad dé un salto de escalera en la electrificación, ya que se pasará del 23% al 65% de vehículos eléctricos. En total, Granollers dispondrá de una flota de 28 vehículos eléctricos de los 43 destinados a ofrecer este servicio. Este paso hará reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera y la contaminación acústica, aportando confort a la ciudadanía en cuanto a mejora de la calidad del aire y disminución de ruidos.

Fomento de la recogida selectiva

Granollers se sitúa en el 40,67% de la recogida selectiva, y se prevé, con el nuevo servicio, tener la capacidad de llegar al 55% en 2025 y al 60% en 2030, como marca la Unión Europea, incidiendo en la prevención de residuos y minimizando la fracción resto. Y para ello, algunos de los cambios que se presentan con el nuevo contrato se centran en estrategias para mejorar la redistribución de las áreas de aportación con elementos de contención de las fracciones de materia orgánica y resto; conformar el máximo de áreas completas para que el esfuerzo por encontrar un contenedor de selectiva sea el mismo que uno de la fracción resta; reducir desbordamientos provocados en las áreas de aportación; facilitar el control de calidad de la recogida comercial para ser más eficientes frente a los establecimientos comerciales con la ampliación de la recogida Puerta a Puerta en todas las zonas comerciales y en los grandes productores; incluir nuevos servicios de recogida selectiva de residuos.

En esta línea, se implantarán dos nuevos servicios de recogida de residuos. Uno por el aceite doméstico usado, en contenedores específicos que habrá en diferentes equipamientos municipales como las asociaciones de vecinos y centros cívicos, con el objetivo de facilitar a la ciudadanía su separación y poner a disposición espacios más cercanos a los hogares para depositarlo. Y otro voluminoso, que pasará de ser una recogida concertada mediante cita previa con servicio de repaso, a ser una recogida por barrios con la colaboración de la policía local para evitar el incivismo. Con el nuevo sistema se pretende simplificar el proceso y ser más accesible a la ciudadanía, gracias a la zonificación del servicio, con un día de recogida asignado a cada barrio. De este modo, el ciudadano podrá dejar los muebles a pie de calle el día que toque, sin tener que realizar ninguna gestión previa.

Objetivo ¡Sostenibilidad! ¡Hagamos el clic!

Con la presentación de las novedades del servicio municipal de limpieza y recogida de residuos, se pone en marcha una campaña con el lema ‘Objetivo Sostenibilidad! ¡Fem el Clic!’, que quiere evidenciar los beneficios que aporta las mejoras del nuevo contrato de servicio de limpieza y recogida de residuos por la ciudad y, al mismo tiempo, transmitir que es imprescindible hacer un cambio de mentalidad como sociedad para poder avanzar hacia una ciudad mejor y más verde… más sostenible.

En este sentido, se llevarán a cabo acciones para fomentar el civismo y las conductas responsables y que favorezcan un cambio de hábitos y que ayuden a alcanzar los objetivos fijados por 2030. Entre ellas, se habilitará una Oficina de Atención Ciudadana, con atención presencial, telefónica y telemática gratuitas para peticiones y consultas relacionadas con el servicio de limpieza y recogida de residuos que se prestan en el municipio… una atención que se realizará tanto a usuarios domésticos como comerciales.

Este contrato, adjudicado a la UTE FCC-AREMA, es una de las prioridades del consistorio, al tiempo que el más importante con un presupuesto de 51.997.154,06 € para los próximos 10 años. Durante este período se contempla la incorporación de nuevos puestos de trabajo, abriendo, sin embargo, entornos de trabajo inclusivos con la previsión de incorporar personal con capacidades diversas o riesgo de exclusión social.

Durante el acto de presentación, la alcaldesa de Granollers, Alba Barnusell, ha explicado que se trata del contrato «más amplio, que recoge aspectos imprescindibles para alcanzar el modelo de ciudad hacia donde queremos ir» y por eso, «Hacemos el clic!, cambiamos de mentalidad y nos orientamos hacia una nueva forma de entender los espacios de convivencia, más limpios, más ordenados, pero con la premisa del objetivo sostenibilidad”. En este sentido, ha señalado que “necesitamos una implicación colectiva para una ciudad más limpia y aseada. Es un camino que debemos recorrer juntos“.

Este contrato, por otra parte, contempla las prestaciones de un servicio que responden al compromiso con la ciudadanía, y recogidas en el Consejo de Ciudad, al compromiso con el planeta, con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y en el marco del Plan Estratégico Granollers 2030 y la Agenda 2030.

Toda la información: granollers.cat/objectiusostenibilitat