Instaladas las tres últimas rampas mecánicas de la calle de Carles Riba

Los días 26 y 27 de julio se realizarán trabajos de asfalto y se corta el tráfico de 8 de la mañana a 19 horas

A lo largo del mes de julio se han reanudado las obras de instalación del último tramo de rampas mecánicas en la parte baja de la calle de Carles Riba, en el barrio de la Font Verda. Se han transportado las rampas a su ubicación definitiva y por este motivo se ha cortado la calle de Carles Riba, entre la plaza de la Font Verda y la calle Joan Lluís Vives, por las grandes dimensiones tanto de las grúas como de los camiones que transportaban las rampas.

En las próximas semanas se realizará todo el ensamblaje, se tramitarán los permisos con las compañías eléctricas y se llevarán a cabo las comprobaciones necesarias previas a la puesta en funcionamiento de las rampas. También se procederá a terminar todos los detalles de pavimentación de la calle y de reurbanización de las nuevas aceras y los cruces con las calles de Josep Maria de Segarra y Lluís Vives, con mejoras de la accesibilidad y nuevo arbolado y mobiliario urbano.

Las obras de instalación de las rampas en el último tramo empezaron en septiembre de 2021 y después de doce meses está previsto que entren en funcionamiento a principios del otoño.

Las rampas mecánicas tienen por objetivo facilitar la movilidad a los vecinos y vecinas de la zona alta de la Font Verda, especialmente de los colectivos que tienen más dificultad para desplazarse, así como hacer más accesibles los equipamientos y servicios situados en la zona alta de la Font Verda: el Centro Vallès, el Archivo Comarcal, la Comisaría de los Mossos d’Esquadra, el campo de fútbol, ​​el cementerio o el tanatorio. También permitirán pacificar la calle, mejorar la seguridad vial y de los peatones y resolver la conexión con la rotonda de la plaza de la Font Verda.

Último tramo de las rampas mecánicas

Las rampas mecánicas se convierten en un itinerario accesible e inclusivo. La parte baja de la calle de Carles Riba donde se han instalado los tres últimos tramos de rampas mecánicas, entre el paseo de la Muntanya y la calle de Lluís Vives, tiene una longitud de 165 metros y una pendiente que se acerca al 10% de media. En el tramo más cercano a la plaza de la Font Verda se ha construido una nueva acera de 5 metros de ancho entre la fachada sur de los edificios y el límite de la rampa, que servirá para el paso de peatones y para el acceso en los vados. Cuando las rampas entren en funcionamiento, la calle Carles Riba, entre el paseo de la Muntanya y la calle Lluís Vives, pasará a tener un solo sentido de circulación, de subida y se mantendrá el aparcamiento de la acera norte.

Aprovechando las obras se han reformado todos los servicios del subsuelo: alcantarillado, recogida de aguas pluviales, abastecimiento de agua potable, alumbrado, y enterramiento de las líneas aéreas de electricidad y telefonía.

La instalación de las rampas mecánicas en la calle de Carles Riba, así como su mantenimiento, es una de las inversiones más destacadas dentro de los presupuestos del Ayuntamiento de los últimos años. El presupuesto total de esta actuación es de 1.778.458,79€, IVA incluido, que incluye la redacción del proyecto, las obras de instalación de las rampas y su mantenimiento durante dos años.

La segunda fase de las rampas forma parte del proyecto Granollers apuesta por la movilidad sostenible y la mejora de la calidad del aire, a través del programa de Bajas Emisiones, financiado por el fondo de la Unión Europea – Next Generation en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Es una de las subactuaciones de Peatonalización de espacios urbanos y mejora de la accesibilidad con la permeabilización de barreras urbanísticas.